¿Quieres mejorar el aspecto de tu piel? La vitamina A, y también el Retinol, uno de sus tipos, son nutrientes de gran valor para mejorar la salud de la dermis; aquí te presentamos 7 motivos por los cuales estos componentes son tan importantes y algunos tips para que puedas aprovechar mejor sus ventajas y cualidades, además de recomendarte algunos productos y cremas hidratantes con Retinol y Vitamina A.

La vitamina A es un agente de restauración celular

La piel se compone de diversas capas de células. Desde lo más profundo se van formando nuevas capas, y al mismo tiempo las del exterior gradualmente se van desprendiendo. La Vitamina A ejerce una función reparadora de estas células, lo cual favorece una mejor regeneración celular, extendiendo así una apariencia más saludable en tu dermis.

La vitamina A deja tu piel más suave

La vitamina A también es un factor que favorece el engrosamiento de la piel, además de incrementar el contenido de colágeno, lo cual permite mejorar la aspereza dérmica y con esto generar una sensación más suave.

Es importante consumir la suficiente vitamina A en los alimentos, pero también existen diversos tipos de crema hidratante especializada en este tipo de nutrientes, las cuales puedes aplicar directamente en la dermis para acelerar así el proceso revitalizante; algunas de calidad como la Reti+ de Glacee tienen la ventaja que además contienen nutrientes como el Aloe Vera y la Alantoína, los cuales incentivan de forma importante la suavidad y la frescura en la piel. Esa es una de las ventajas del Retinol y la Vitamina A.

El retinol fortelece una imagen más saludable

Problemas como el acné, los puntos negros y demás imperfecciones de la piel, también se pueden tratar con el Retinol, el cual permite remover gradualmente diferentes tipos de cicatriz generando una piel más limpia y homogénea.

El retinol evita la descamación

De igual forma es importante tener presente que cuando se presenta una deficiencia de retinol en la piel, ésta empieza a desgastarse y descamarse con mayor rapidez, lo cual no solo produce sensaciones molestas, sino que también genera un aspecto deficiente.

El retinol y la vitamina A tiene un efecto hidratante

La vitamina A y el Retinol también ejercen una función importante para combatir la sequedad en la piel, por este motivo son la base de diversos tipos de crema hidratante. Si de repente sientes tu dermis demasiado seca, aportar nutrientes de este tipo permitirá recuperar con gran velocidad una imagen más saludable. Y sería otra de las ventajas del Retinol y la Vitamina A.

EL retinol favorece la elasticidad

El Retinol es un importante agente que facilita la síntesis de colágeno. Esto es un factor de gran valor también para incrementar la flexibilidad y elasticidad de la piel, lo cual permitirá ofrecer una imagen más juvenil, ya que cuando la dermis pierde sus propiedades elásticas, más fácil se va desgastando y, en consecuencia, generando la imagen de una piel envejecida.

El retinol y la vitamina A retrasan el envejecimiento

Aunque el colágeno no es la única propiedad de la vitamina A que permite mantener una piel más joven, debes saber que de igual forma tiene importantes cualidades antioxidantes. Es que es capaz de combatir los radicales libres que son los agentes que propician el envejecimiento celular. Proteger tu piel con una crema hidratante de vitamina A es una magnífica idea para retrasar el envejecimiento y mantener un cutis más saludable, retrasando de igual forma la aparición de arrugas.

Recuerda que la piel es el órgano más grande que tenemos y también el que más sobresale a la vista, gran parte de nuestro aspecto está determinado por el cuidado de este componente vital, así que no escatimes en su cuidado, y apórtale los nutrientes esenciales para mantenerla en su mejor estado. Con un poco de voluntad y los cuidados adecuados, podrás mantener una piel sana, fresca y juvenil. El Retinol y la Vitamina A son aliados para tener buena salud en la piel.